Arquitrabe

escanear0001Cuenta Claudio Sánchez-Albornoz que en cierta ocasión un curioso impertinente se empeñó en cuestionar ante el mismísimo Felipe II la calidad de la obra del monasterio de El Escorial. Ahíto el monarca de escuchar sandeces tan pesadas como indigestas le interrumpió para preguntarle si sabía lo que es un arquitrabe y, como el curioso impertinente guardara silencio, sentenció Felipe II: arquitrabe es hablar de lo que no se sabe.

Pues, señor, el insigne historiador hispano sí habla de lo que sabe cuando habla del tósigo del nacionalismo. También de sus facecias. Recuerda que el gran poeta portugués Camões hablaba de castellanos y portugueses “porque españoles lo somos todos”. Y, al paso, hacía Sánchez-Albornoz parangón de castellanos y catalanes comprobando “la españolía integral de los catalanes en el curso de la historia, desde los lejanos siglos de la Prehistoria hasta la Edad Moderna”.

Pero los de ahora están en la secesión y en que la cuenta del guateque se desvíe a la mesa de los españoles que no queremos dejar de serlo. En privado hablan de lo que en público callan, pero mientras se independizan o no de lo que son, al botarate le ha dado por gastar el dinero que no es de nadie y se va de gira para explicar a los europeos, desde una “aproximación rigurosa y académica”, que como los españoles somos así y asá quieren consultarse a sí mismos si se quedan o se van. Y en el intermedio ya tenemos una deuda pública equivalente al 90% de nuestro PIB y subiendo.

Vivimos porque no nos queda otra. Se han mesado los cabellos por el desahogo en Alemania de un periodista español que tampoco quiere dejar de serlo. Y nada cuenta en sus artículos que no sea la verdad. A la infanta de Urdangarín le endilgan trece operaciones inmobiliarias por valor de 1,4 millones que nunca llevó a cabo y se lo chivan al juez que juzga a su consorte para que se entretenga un rato y luego van y dicen que el error está en el 14Z, ese complicado número dnei que le tocó en suerte. Qué fue aquello. El ministro asociado a Montoro, ese que se adorna con corbatas taparrabos de inefable pantone para disimular su curriculum desproporcionado, asevera conejil que es un pequeño error administrativo que no perjudica el proceso judicial, que nadie vea política donde no la hay y que los fantasmas no vuelan. ¿Beau geste o las cuatro plumas? ¿En qué quedamos?

Analiza mi antiguo profesor Jesús Timoteo la comunicación que vendrá y concluye que hemos pasado de la comunicación como función estratégica a un modelo digital en el que cobra especial relevancia la gestión de la reputación y otros intangibles. La comunicación deberá centrarse en detectar expectativas y en convertir esas expectativas, escribe Timoteo, en word cluster, en términos equívocos que tengan un valor diferente para cada individuo.

El intangible es un valor que no se refleja en los balances pero que resulta muy útil para que la marca se diferencie en la mente de los públicos a pesar de la dura competencia que se establece en los mercados.

Yo creo que la percepción que los interlocutores tengan del compromiso de la compañía con respecto a los clientes, empleados, comunidad, etc., determina su credibilidad, factor básico para la configuración de una imagen de prestigio como transmisora y creadora de la reputación. Ya que hoy en día todos nos hemos convertido en actores cívicos que compartimos los intereses generales de la sociedad, las empresas no deben limitarse a compartir esos intereses generales, sino que tienen que fomentar su propia concepción de la sociedad.

De momento, el presidente perezoso presenta por fin el informe que servirá para la imprescindible reforma de la Administración. Recomienda que se cierren embajaditas, televisiones y demás entes públicos. Perfecto. Lo malo es que al final todo lo imprescindible dependa de negociaciones con cada una de las comunidades autónomas.

¿Arquitrabe?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s