La ideología del lujo

Sucede que el lenguaje de las cosas es también un lenguaje ideológico. Teun A. Van Dijk asegura que las ideologías operan indirectamente en la composición del discurso. Lo hacen a través de las actitudes y del conocimiento del grupo y a través de los modelos mentales de los acontecimientos y situaciones sociales. Estas representaciones personales de los acontecimientos interaccionan con los modelos contextuales construidos por quienes participan en la comunicación y, de ahí, la producción del lenguaje ideológico.

schieleEscribe Nicola Squicciarino que la gente adquiere cosméticos y determinadas prendas de vestir motivada no por exhibir un aspecto estrictamente funcional o práctico, sino más bien porque lo asocia inconscientemente a un valor simbólico, por ejemplo el de la juventud o, en el caso que nos ocupa, el de la ideología.

Juraron los descamisados defensores de la famélica legión en Andalucía, a lo Escarlata en la arrasada plantación de Tara, que nunca volverían a pasar hambre. Y se montó el escenario: “un sistema perfectamente organizado para, falseando kilometrajes, dietas y actividad sindical, llegar al dinero que ellos mismos decidieron tenían que cobrar mensualmente”.

Hay un fulano Pastrana, secretario general de los ugeteros andaluces, que incluía gastos de kilometraje aunque utilizara vehículo con chófer del parque móvil del sindicato; es el mismo que cargaba a la visa sindical sus gastos personales en Panamá o en Suráfrica; y es el mismo a quien el sindicato, con el dinero que no era nadie, le costeó su costoso hogar, dulce, hogar.

Hay otro Fernández Sevilla, asimismo secretario general de los ugeteros andaluces, que tanto se afanó en serlo que su sobresueldo llegaba a los dos mil euros mensuales, viajes y comidas aparte.

También están los otros intocables a quienes los dedos se les hacen huéspedes. No viven mal. Leo que en el partido pepero, humanistacristianocentrorreformista o lo que sea, se gastan 129.000 euros por trabajador en sueldos y Seguridad Social, lo que quizá se explique por la pastizara que se llevan sus dirigentes como gastos de representación. Tal parece que es práctica habitual entre los intocables de cualquier ideología. Invictus, un suponer. Cuando era corregidor en el solar del lince de Parla, también pagaba sobresueldos a empleados municipales, y las Ideas de Caldera brotaron abundantes cuando grandes empresas dieron en regar y abonar terreno tan feraz.

Con razón decía Mandeville que la sociedad civil está construida sobre nuestras distintas necesidades y toda la superestructura se basa en los servicios que nos prestamos recíprocamente. El problema es que los servicios que dicen que prestan los intocables nos están saliendo a los del común por un ojo de la cara.

La búsqueda del lujo está más presente hoy que en ningún otro momento de la historia. Y sin embargo es cada vez más difícil concebir objetos tan extraordinarios que puedan considerarse “de lujo”. Casi sorprende que el mero concepto haya logrado sobrevivir. La destreza necesaria para producir un objeto era un arcano celosamente guardado transmitido de generación en generación.

Antaño el lujo era tomarse un respiro en la lucha diaria por sobrevivir, era el placer de apreciar la calidad de una materia hecha a conciencia, era sentirse satisfecho al fabricar o poseer el objeto deseado, era una reflexión inteligente en torno a las sensaciones que su uso y disfrute procuraban.

Hogaño su lujo es nuestra desgracia. Viven muy por encima de nuestras cada vez más depauperadas posibilidades, pero no están dispuestos a renunciar a uno solo de sus escandalosos privilegios. Pues que se voten entre ellos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s