Contextos

El significado de una palabra es su uso en el lenguaje, dijo Wittgenstein y se conmovieron los cimientos de la filosofía y de la lingüística. Reacción ciertamente teatral pues el filósofo austríaco se había curado en salud añadiendo la coletilla “aunque no en todos los casos”. Barrunto que lo que por una parte alumbra, por la otra oscurece. Aclara la noción de significado pero deja en suspenso la de uso.

Veamos. El significado de una palabra es el mismo aunque se use en contextos muy alejados unos de otros. El problema estriba en que el técnico puede usar la misma palabra que el profano otorgándole un significado diferente, lo cual nos lleva a preguntarnos no cómo se usan las palabras, sino qué significados se les quiere dar.

Un suponer. El que fuera vicepresidente en los gobiernos del viejo gatazo que ahora hace migas con el presidente perezoso, ha escrito su libro. Memorias. Bien está. Pero va y pone que el mediático ex juez con voz de pífano, montero cobrador de piezas con aparatosa cornamenta, hoy apartado de lo que era lo suyo por dos o tres cosillas de nada, le pidió soldada en negro cuando se presentaba a las elecciones en su lista.

Replica el ex juez con que si todo lo que dice el libro es como lo que dice de él, las memorias son pura falsedad. Y retruca el memorioso que aún se ha quedado corto. Pero en estas sale el condenado por confiado en la cosa aquella del gal y dice que sí, que lo pidió y se lo pagó Defensa con fondos reservados. El escup de la izquierda es que este  gobierno tan panfilote del presidente perezoso persigue al ex juez allá por donde vaya.

Otro suponer. La que no veía un jaguar en un garaje un buen día se plantó con los niños en Eurodisney, invitados a hotel puesto por los golfos de la gürtel, además de otros viajecillos de menor sustancia, cumpleaños, fiestas y demás fruslerías. Luego se convirtió, sin hacer mucho caso a la paradoja, en la ministra de sanidad Mato y dio en jerigonzar con que si eran negociados (garaje, celebraciones y turismo) en los que ella nunca husmeaba. Ha salido a la palestra Alonso, el que se fuma la ley antitabaco en los bares de confianza, proclamando que la paradójica ministra de sanidad no es tonta del todo y que es su cari el que tiene que explicarse.

Voynich_page-84En realidad, la contextualización del discurso que hace el observador no es la misma contextualización del que participa en él. Seguramente el participante posee una competencia comunicativa que le permite contextualizar. Para los lingüistas es necesario tener en cuenta el contexto con el fin de desnudar de su ambigüedad las expresiones polisémicas. Pero lo más desasosegante de todo es ese afán de los políticos por emborronar la frontera que separa la realidad de la ficción o, en otro sentido, la separación entre el mundo narrado del mundo donde se narra. Venía a decir Borges que por ese camino los personajes de ficción acabarían siendo reales y nosotros, pobres lectores de esa misma ficción, nos convertiríamos en ficticios.

No me extrañaría que algo semejante estén experimentando los miembros de la familia real. Si al paterfamilias le piden que devuelva el yate ahora que no parece en condiciones de usarlo –santa rita rita-, al futuro rey lo increpan en la Catalunya más negra, en ese teatro de la ópera que les hemos pagado a escote todos los españoles. Y cuando le preguntan responde el botarate catalán que a él no le vengan con pendejadas, que él solo se ocupa de las cosas serias y por eso se va de bolos por Europa para intentar explicar la cosa esa de la consulta secesionista.

Es domingo. Les toca hablar a ellos. Escucho. Gansadas. Pues ya que el lenguaje es ambiguo me pido asignar a todos estos de la casta intocable las peores interpretaciones posibles a sus discursos memotécnicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s