La desgracia de ser culpable

Al cabo resulta que todos estaban pasados de peso en la matanza de las inocentes: el aforo, el samur, los médicos, los seguratas, y el Ayuntamiento. La mejor descripción de las manifestaciones públicas de los portavoces de la municipalidad: aquí.

IMG_0790Ya advirtió Joan Costa -más sabe el diablo por viejo-, que gestionar la imagen es gestionar la realidad: “lo que ponemos de relieve con eso es la necesidad de gestionar simultáneamente la empresa y la comunicación, o lo que he llamado la acción productiva y la acción comunicativa”. Vivimos, decía Costa, rodeados de imágenes sensoriales (formas, signos, colores) e imágenes mentales (representaciones que están en la cabeza de la gente). Publicidad y comportamiento. Lo que hacemos todos es traducir en imágenes los estímulos externos.

En el Madrid Arena morían las niñas aplastadas, y los seguratas, sin atender a ruegos ni a llantos, cerraron la puerta del pasillo exclusivo de los artistas expulsando con violencia a quien por allí osaba, y luego hacían corrillo y risas. Gestiona la realidad o átame esa mosca por el rabo. Imágenes indelebles en el imaginario colectivo. ¿Para qué seguir hablando en esa comisión del luto? ¿A qué fin continuar con este peloteo de la culpa la tienes tú y tú y tú y nadie más que tú? Todos culpables, todos ineficaces, preocupados todos de salvar sus traseros.

Comunicación de riesgos: ya que los sistemas de estructura social y sus interacciones con el medio físico se caracterizan por un grado de complejidad y dinamismo que ningún modelo científico es capaz de reproducir o simular, la simplificación es esencial. Seguramente es imposible imaginar todas las consecuencias posibles que se podrían derivar de un hecho. Luego simplifiquemos. Lo último es lo de las pensiones y el IPC. Se veía venir. Era la última frontera: de aquí a la eternidad. Los Presupuestos Generales (¿pero sirven para algo?) preveían una inflación del 1%, hemos llegado al 2,9%, ergo las pensiones se subirán un 1% Quod scripsi scripsi. ¿Y el gasto público? ¿Y ellos? Piden los padres de la patria que les repongan los ipads y los iphones que dicen que les roban o pierden; y dicen que no renuncian a sus complementos, a sus audis, a sus sueldos de tres mil eurazos más complementos, alojamiento y manutención,  a las ayudas al transporte, dietas, complementos de jubilación for ever, subsidios de desempleo… ¡A la mierda! exclamaba el cómico RIP cuando alguien lo importunaba, ¡a la mierda!.

Es lo que tiene el contexto. Es el puente que relaciona las estructuras del lenguaje con las estructuras sociales. Si no tomásemos en cuenta el contexto, las expresiones lingüísticas serían necesariamente ambiguas o incomprensibles. Contextualicemos, ya que según Chomsky tenemos competencia lingüística o capacidad de actuar lingüísticamente. Es verdad que luego un tal Hymes dijo que en realidad lo que tenemos es competencia comunicativa que incluye la competencia lingüística, y otro tal Greimas habló de competencia modal que pretendía reemplazar a la competencia comunicativa. Semiótica.

El de Hacienda quiere que sus inspecciones tengan “repercusión mediática”. Entiendo que con ello conseguirán apuntillar su ya de por sí menguada y deteriorada imagen pública, con la tele filmando al autónomo que no encuentra por ningún lado el tiquet del café con leche desnatada y sacarina de por la mañana. Lo cual puede no ser tan baladí como parece: había una vez un Grueso que se gastó más de 180.000 euros en la cafetería del Niemeyer. Anda ahora el tal Grueso por el Ayuntamiento de Madrid, convencida nuestra Botella de que aportará a la ciudad capitalina tanta gloria cultural como cafés ha gorroneado en las Asturias de Oviedo.

A la comarca llega pacomartínezsoria: don erre que erre barbota que el referéndum ilegal sobre la independencia de la Catalunya es condición irrenunciable para un pacto de gobierno y quiere que los sociatas de allá se suban también a ese carro.

Ojalá no se nos jodan los ejes del carro (¿pa qué los quiero engrasaos?) con tanto sobrepeso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s