De la hostilidad

Leí en El Cisne Negro que para evitar la falacia narrativa (truculencia mental que impide que nos enteremos de la proximidad de un suceso altamente improbable) tenemos que favorecer la experimentación sobre la narración, la experiencia sobre la historia, y el conocimiento clínico sobre las teorías. Lo de preferir la experiencia a la historia no deja de ser un sub-apartado de lo que nuestros mayores resumieron en el apotegma nadie escarmienta en cabeza ajena: hijo mío, aunque te la sople es mi deber decirte que mi viejo cisne negro se parece mucho a tu cisne negro de ahora. Pero Taleb se refiere, sobre todo, a la serendipidad, esa coña que, entre otras muchas bondades, le permitió a Fleming salvar vidas de toreros con la penicilina, conseguir el Premio Nobel y tener una estatua a las puertas de Las Ventas del Espíritu Santo.

En España, nuestro cisne más negro se veía venir desde que Tarradellas proclamó ja soc aquí a los ciutadans de Catalunya y Arzalluz empezó a discursear sobre la preeminencia del RH negativo de los vascos que él no poseía. Aquellas lluvias han traído estos lodos que nos están poniendo perdidos a los españoles el fondillo de los pantalones y hunden en su porquería los taconazos de las españolas.

Con la crisis que nos traumatiza y nos impide gastar no solo el dinero sino cualquier otro recurso de que dispongamos, el político tiene que hablar para un público cada día más hostil. ¿Cómo puede establecer  comunicación con personas que están demasiado indignadas para escuchar o leer lo que ha escrito o manifestado pensando en ellas?

Para empezar, el orador, sea o no político, debe aceptar que si la hostilidad del público se basa en un hecho concreto, entonces existe un elemento perturbador que hay que tratar abiertamente. No se puede ganar nada negando la evidencia. Hecho lo cual, el orador deberá:

1. Guardar la calma y enfrentarse a la realidad. Observar la situación fría y objetivamente

2. Analizar a la audiencia. Saber qué les motiva o qué clase de personas son, permitirán abordar el problema de cómo establecer la comunicación.

3. Analizar el medio de comunicación que se va a utilizar. Todos los oradores tienen que ser conscientes de sus puntos fuertes y sus puntos débiles que suelen corresponderse con las características de cada medio o canal de comunicación.

4. Es imprescindible determinar la razón aparente de la hostilidad. En otras palabras, ¿cuál es la queja?

5. Hay que determinar la razón real de la hostilidad. Tras la razón aparente de la hostilidad, quizá exista un motivo más profundo que resulte ser la causa real de la queja.

6. A la luz de lo averiguado, se fijan los objetivos de comunicación. A lo mejor los políticos deberían establecer primero un nivel de credibilidad que les permitiera, más adelante, convencer a la gente de la congruencia de sus posturas y actitudes.

7. Identificar soluciones que parezcan tener posibilidades de éxito.

8. Reconocer y compartir las preocupaciones de la audiencia.

9. Procurar equilibrio en los mensajes. La comunicación más eficaz suele ser una combinación cuidadosa de información y de emoción.

10. El orador también debe defender sus derechos, entre otros a recibir el mismo respeto que la audiencia reclama para sí.

Por último os recuerdo que al comunicador no le ayuda tirar la piedra y esconder la mano o responder a la hostilidad con hostilidad. Siempre es preferible lo positivo a lo negativo y la afirmación a la negación. La ironía plantea serios problemas de comprensión: no suele ofrecer, salvo en casos muy evidentes, claves para descubrir que efectivamente se trata de una ironía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s